La nueva Independencia de México

El pasado sábado 19 de septiembre había sido anunciado por el colectivo FRENA como aquél en el que se llevaría a cabo por parte de ciudadanos mexicanos de todas las entidades federativas, la ocupación pacífica de la Plaza de la Constitución mejor conocida como el Zócalo Capitalino, con la intención de lograr la dimisión del Titular de ejecutivo Federal.

El cuerpo de granaderos pretende detener a FRENA.

Sin embargo, tal como era de esperarse por parte de gobiernos de corte bolivariano y chavista totalitario, como pretenden los titulares del ejecutivo Federal y del Gobierno de la CDMX, esto no iba a ser muy fácil. Por ello es que habiendo partido del Monumento a la Revolución, en donde se congregaron los contingentes programados para participar en la primera etapa de la ocupación, en el trayecto al Zócalo circulando sobre Avenida Juárez, el paso del abundante contingente fue bloqueado de manera totalmente arbitraria, ilegal e inconstitucional, dado que en nuestra Constitución Federal están consignados para todos los ciudadanos los derechos de libre tránsito, de asociación, de expresión de ideas y derecho de petición entre muchos otros, todo lo cual no le impidió a nuestros gobernantes, pasar por encima del mandato constitucional y secuestrar a miles de ciudadanos mexicanos en el libre ejercicio de los citados derechos.

Barreras metálicas en todos los accesos hacia el zócalo y granaderos al por mayor, como se ve en la primera imagen.

Tal como lo estipula el dicho popular, “dime de qué tamaño son tus protecciones y te diré de qué tamaño es tu miedo”. El resultado al final del día, fue el secuestro de las decenas de miles de personas que pretendían llegar al zócalo, como ya ha quedado dicho. Hablo de secuestro, porque en concordancia con el pensamiento totalitario de nuestras autoridades, se bloqueó totalmente al contingente la libertad de entrar o salir del perímetro que se logró conquistar, ante la negativa de la autoridad a permitir el paso de los ciudadanos libres, pacíficos y ordenados, se tuvo que tomar la decisión de iniciar el montaje de tiendas de campaña en el punto hasta donde se permitió el paso, que fue exactamente frente al hemiciclo a Juárez, eso sí, muy bien protegido por un conjunto de barreras metálicas que lo hicieron prácticamente inexpugnable. Una vez instalados, temporalmente en esa zona de de Avenida Juárez, justo frente al Hemiciclo, se le dio la orden a la fuerza armada de incomunicar de forma absoluta a la población pacífica, integrada por hombres y mueres de todas las edades, pues quedaron completamente aislados, nadie entra y nadie sale, ni a lo más indispensable, completamente secuestrados, al más puro estilo de las Dictaduras de corte más extremo, ¡como las de Venezuela, Bolivia y Cuba! por si alguna duda quedaba de hacia dónde nos lleva este gobierno. Qué paradójico, López que dice que quiere ser otro Juárez, y provocó que el citado monumento al haberlo cercado totalmente, haya quedado como la más fiel muestra del pánico que le genera al tirano la presencia libre y soberana de los amplios sectores de la población de todos los rincones de nuestra geografía nacional, que vienen con la intención de decirle “NO TE QUEREMOS”, “RENUNCIA Y DÉJANOS CONSTRUIR UN PAÍS DE LIBERTADES Y ABIERTO AL FUTURO”.

Juárez la paradoja, preso por el propio López.

Al día siguiente, domingo 20 de septiembre, con una convocatoria totalmente imprevista, se llama a la ciudadanía de la Capital de la República, para que en defensa de los derechos de FRENA a ocupar pacíficamente la plaza, se sumaran en caravana. ¡Y RESPONDIMOS!, miles de automovilistas, mujeres, hombres, de diversas edades y de toda la Ciudad de México, quienes quisimos demostrar por este medio, que no estamos tampoco dispuestos a aceptar las violaciones a nuestros derechos, los atropellos del gobierno fallido, ni del federal ni del local de una titular que es capaz de anunciar con bombo y platillo, ante un panorama de falta de medicamentos para atender la pandemia, para dotar de equipo adecuado al personal médico en las instituciones públicas, que permiten la muerte de niños por falta de tratamientos para combatir el cáncer, y se atreve a decir que va a construir una clínica para la atención de operaciones y hormonización para las operaciones trans a niños y niñas menores de edad, esa es la estatura moral de nuestras autoridades.

El domingo la Caravana se instaló en El Caballito y en la noche ya era extensión del campamento que FRENA ocupaba dentro del perímetro del ignominioso secuestro por la dictadura.

El saldo acumulado para el domingo en la noche, fue que los miles de automóviles, se “convirtieron” en tiendas de campaña a lo largo de un buen tramo de Avenida Reforma, lo cual tuvo que ocasionar las molestias de miles y miles de ciudadanos capitalinos al ver obstaculizado severamente el paso hacia la realización de sus actividades cotidianas. Curiosamente, algún medio que se acercó a buscar la posición de FRENA, le preguntó a Gilberto Lozano, una de las más conspicuas cabezas del movimiento, que “Cual era el siguiente paso de FRENA ante lo que está pasando”; la adecuada respuesta fue: “No estamos aquí por gusto, nosotros pretendíamos instalarnos en una plaza pública, casualmente llamada Plaza de la Constitución, pero el gobierno decidió secuestrarnos, sí, así como lo oye, estamos secuestrados porque estamos privados ilegalmente de la libertad miles de mexicanos, por lo que el siguiente paso le corresponde a las autoridades, que cumplan con su deber de permitirnos el libre tránsito hasta la Plaza de la Constitución”.

Ya para el lunes, el equipo de asesoría legal de FRENA estaban presentando la solicitud de Amparo ante el Poder Judicial de la Federación, hacia quien desde este espacio extiendo un amplio reconocimiento y mis mejores deseos para que también todos los integrantes de este poder independiente del Ejecutivo, se decidan a sacudirse la ignominiosa situación de sumisión en la que parecen estar. Bueno, decíamos que ya para las primeras horas del lunes estaban dándole trámite a los amparos provisionales, que permitieron que se flexibilizara el cerco policial, un tanto en virtud de los amparos, y otra derivada de la buena voluntad que se produjo entre los ciudadanos secuestrados y los policías, ante quienes se tuvo una actitud empática, entendiendo que ellos siguen órdenes ilegítimas. Finalmente el pueblo se identifica con el pueblo y hubo muchos testimonios muy emotivos derivados de un trato sin odio y sin rencor por parte de FRENA y reciprocado por los elementos policiales.

Un despliegue de fuerza que nunca ha mostrado la autoridad cuando quienes se manifiestan son violentos y causan destrozos.

Ya para este momento la presión social, los reporteros internacionales e incluso algunos organismos también internacionales, ya estaban al tanto de lo que sucedía, las noticias en relación con la actitud represora del Gobierno Mexicano ocuparon las planas de diversos diarios y programas radiofónicos y televisivos en diferentes países, con el consiguiente costo político, social, económico y el incremento en el deterioro de la imagen de nuestras autoridades más allá de nuestras fronteras.

El señor López pretendió dar instrucciones a FRENA y a sus dirigentes en la aburridera del mismo lunes, dijo cosas como: “Si se quieren manifestar, ahí van a estar, van a estar bien cuidados, pero que se queden ahí los dirigentes, que no se vayan a sus hoteles” y cosas por el estilo, mostrándose al máximo su cinismo, autoritarismo y carencia de consciencia en cuanto a todos los efectos negativos para los secuestrados, para la población de la Ciudad al ver entorpecidas sus actividades o cerrados sus comercios y para el mismo gobierno, que sigue desperdiciando absurdamente el capital político con el que inició su gestión.

El resto del lunes y el martes entre el intento de los medios de desinformación nacional por minimizar el trascendente testimonio nacional e internacional que estaba dando FRENA, las miles de testimonios que como nuevos reporteros se elevaron a las redes sociales desde el propio cautiverio de los secuestrados como de todos los que nos manteníamos al pendiente desde afuera del cerco de la ignominia, y el peso de los Amparos otorgados a favor de la suspensión por parte de la autoridad al intento de detener a FRENA, propició que el miércoles finalmente se abriera el Zócalo Capitalino, todavía con evidentes muestras de resistirse al mandato de la Autoridad Judicial, el ejecutivo Federal y Local cercaron con barreras y policía el perímetro de la plancha del Zócalo Capitalino, dejando un acceso en el lado Noroeste, cerca de la calle de 5 de Mayo, pero restringiendo el acceso a la mitad Oriente, la más cercana a Palacio Nacional, no sin antes haber arriado la bandera en forma vergonzante, como si FRENA no hubiera dado muestras suficientes de ser un movimiento ciudadano, pacífico, ordenado, que no ha vandalizado comercios, no ha pintado ni monumentos ni edificios, ni siquiera ha dejado basura a su paso, pero la monumental Bandera Nacional fue retirada, como demostrando su temor a que durante los actos oficiales de izamiento o arriado de nuestro Lábaro Patrio, nosotros que lo hemos tomado como lema de nuestro movimiento, pudiéramos pretender faltarle al respeto, ¡cuánto nos habría gustado tenerla ahí presente y rendirle Nuestros Honores!.

La mitad del Zócalo permanecía bloqueada, nos quitaron la Bandera Monumental, pero FRENA lleva sus propias banderas.

Y finalmente, el jueves, ante la liberación aunque parcial, del Zócalo, la llegada de camiones y más camiones procedentes de todos los puntos del país comenzó a verse a lo largo del día, como poniendo una rúbrica no solamente en cuanto al número, en cuanto a la procedencia, pero sobre todo a que contrario a lo que algunos habrían querido, que fueran unos cuantos y que a la segunda y tercera noche se fueran desanimando y mermando, ¡No señores! FRENA sigue llegando y seguirá en los días por venir, porque a FRENA ya nada lo FRENA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s