La nueva Independencia de México

El pasado sábado 19 de septiembre había sido anunciado por el colectivo FRENA como aquél en el que se llevaría a cabo por parte de ciudadanos mexicanos de todas las entidades federativas, la ocupación pacífica de la Plaza de la Constitución mejor conocida como el Zócalo Capitalino, con la intención de lograr la dimisión del Titular de ejecutivo Federal.

El cuerpo de granaderos pretende detener a FRENA.

Sin embargo, tal como era de esperarse por parte de gobiernos de corte bolivariano y chavista totalitario, como pretenden los titulares del ejecutivo Federal y del Gobierno de la CDMX, esto no iba a ser muy fácil. Por ello es que habiendo partido del Monumento a la Revolución, en donde se congregaron los contingentes programados para participar en la primera etapa de la ocupación, en el trayecto al Zócalo circulando sobre Avenida Juárez, el paso del abundante contingente fue bloqueado de manera totalmente arbitraria, ilegal e inconstitucional, dado que en nuestra Constitución Federal están consignados para todos los ciudadanos los derechos de libre tránsito, de asociación, de expresión de ideas y derecho de petición entre muchos otros, todo lo cual no le impidió a nuestros gobernantes, pasar por encima del mandato constitucional y secuestrar a miles de ciudadanos mexicanos en el libre ejercicio de los citados derechos.

Barreras metálicas en todos los accesos hacia el zócalo y granaderos al por mayor, como se ve en la primera imagen.

Tal como lo estipula el dicho popular, “dime de qué tamaño son tus protecciones y te diré de qué tamaño es tu miedo”. El resultado al final del día, fue el secuestro de las decenas de miles de personas que pretendían llegar al zócalo, como ya ha quedado dicho. Hablo de secuestro, porque en concordancia con el pensamiento totalitario de nuestras autoridades, se bloqueó totalmente al contingente la libertad de entrar o salir del perímetro que se logró conquistar, ante la negativa de la autoridad a permitir el paso de los ciudadanos libres, pacíficos y ordenados, se tuvo que tomar la decisión de iniciar el montaje de tiendas de campaña en el punto hasta donde se permitió el paso, que fue exactamente frente al hemiciclo a Juárez, eso sí, muy bien protegido por un conjunto de barreras metálicas que lo hicieron prácticamente inexpugnable. Una vez instalados, temporalmente en esa zona de de Avenida Juárez, justo frente al Hemiciclo, se le dio la orden a la fuerza armada de incomunicar de forma absoluta a la población pacífica, integrada por hombres y mueres de todas las edades, pues quedaron completamente aislados, nadie entra y nadie sale, ni a lo más indispensable, completamente secuestrados, al más puro estilo de las Dictaduras de corte más extremo, ¡como las de Venezuela, Bolivia y Cuba! por si alguna duda quedaba de hacia dónde nos lleva este gobierno. Qué paradójico, López que dice que quiere ser otro Juárez, y provocó que el citado monumento al haberlo cercado totalmente, haya quedado como la más fiel muestra del pánico que le genera al tirano la presencia libre y soberana de los amplios sectores de la población de todos los rincones de nuestra geografía nacional, que vienen con la intención de decirle “NO TE QUEREMOS”, “RENUNCIA Y DÉJANOS CONSTRUIR UN PAÍS DE LIBERTADES Y ABIERTO AL FUTURO”.

Juárez la paradoja, preso por el propio López.

Al día siguiente, domingo 20 de septiembre, con una convocatoria totalmente imprevista, se llama a la ciudadanía de la Capital de la República, para que en defensa de los derechos de FRENA a ocupar pacíficamente la plaza, se sumaran en caravana. ¡Y RESPONDIMOS!, miles de automovilistas, mujeres, hombres, de diversas edades y de toda la Ciudad de México, quienes quisimos demostrar por este medio, que no estamos tampoco dispuestos a aceptar las violaciones a nuestros derechos, los atropellos del gobierno fallido, ni del federal ni del local de una titular que es capaz de anunciar con bombo y platillo, ante un panorama de falta de medicamentos para atender la pandemia, para dotar de equipo adecuado al personal médico en las instituciones públicas, que permiten la muerte de niños por falta de tratamientos para combatir el cáncer, y se atreve a decir que va a construir una clínica para la atención de operaciones y hormonización para las operaciones trans a niños y niñas menores de edad, esa es la estatura moral de nuestras autoridades.

El domingo la Caravana se instaló en El Caballito y en la noche ya era extensión del campamento que FRENA ocupaba dentro del perímetro del ignominioso secuestro por la dictadura.

El saldo acumulado para el domingo en la noche, fue que los miles de automóviles, se “convirtieron” en tiendas de campaña a lo largo de un buen tramo de Avenida Reforma, lo cual tuvo que ocasionar las molestias de miles y miles de ciudadanos capitalinos al ver obstaculizado severamente el paso hacia la realización de sus actividades cotidianas. Curiosamente, algún medio que se acercó a buscar la posición de FRENA, le preguntó a Gilberto Lozano, una de las más conspicuas cabezas del movimiento, que “Cual era el siguiente paso de FRENA ante lo que está pasando”; la adecuada respuesta fue: “No estamos aquí por gusto, nosotros pretendíamos instalarnos en una plaza pública, casualmente llamada Plaza de la Constitución, pero el gobierno decidió secuestrarnos, sí, así como lo oye, estamos secuestrados porque estamos privados ilegalmente de la libertad miles de mexicanos, por lo que el siguiente paso le corresponde a las autoridades, que cumplan con su deber de permitirnos el libre tránsito hasta la Plaza de la Constitución”.

Ya para el lunes, el equipo de asesoría legal de FRENA estaban presentando la solicitud de Amparo ante el Poder Judicial de la Federación, hacia quien desde este espacio extiendo un amplio reconocimiento y mis mejores deseos para que también todos los integrantes de este poder independiente del Ejecutivo, se decidan a sacudirse la ignominiosa situación de sumisión en la que parecen estar. Bueno, decíamos que ya para las primeras horas del lunes estaban dándole trámite a los amparos provisionales, que permitieron que se flexibilizara el cerco policial, un tanto en virtud de los amparos, y otra derivada de la buena voluntad que se produjo entre los ciudadanos secuestrados y los policías, ante quienes se tuvo una actitud empática, entendiendo que ellos siguen órdenes ilegítimas. Finalmente el pueblo se identifica con el pueblo y hubo muchos testimonios muy emotivos derivados de un trato sin odio y sin rencor por parte de FRENA y reciprocado por los elementos policiales.

Un despliegue de fuerza que nunca ha mostrado la autoridad cuando quienes se manifiestan son violentos y causan destrozos.

Ya para este momento la presión social, los reporteros internacionales e incluso algunos organismos también internacionales, ya estaban al tanto de lo que sucedía, las noticias en relación con la actitud represora del Gobierno Mexicano ocuparon las planas de diversos diarios y programas radiofónicos y televisivos en diferentes países, con el consiguiente costo político, social, económico y el incremento en el deterioro de la imagen de nuestras autoridades más allá de nuestras fronteras.

El señor López pretendió dar instrucciones a FRENA y a sus dirigentes en la aburridera del mismo lunes, dijo cosas como: “Si se quieren manifestar, ahí van a estar, van a estar bien cuidados, pero que se queden ahí los dirigentes, que no se vayan a sus hoteles” y cosas por el estilo, mostrándose al máximo su cinismo, autoritarismo y carencia de consciencia en cuanto a todos los efectos negativos para los secuestrados, para la población de la Ciudad al ver entorpecidas sus actividades o cerrados sus comercios y para el mismo gobierno, que sigue desperdiciando absurdamente el capital político con el que inició su gestión.

El resto del lunes y el martes entre el intento de los medios de desinformación nacional por minimizar el trascendente testimonio nacional e internacional que estaba dando FRENA, las miles de testimonios que como nuevos reporteros se elevaron a las redes sociales desde el propio cautiverio de los secuestrados como de todos los que nos manteníamos al pendiente desde afuera del cerco de la ignominia, y el peso de los Amparos otorgados a favor de la suspensión por parte de la autoridad al intento de detener a FRENA, propició que el miércoles finalmente se abriera el Zócalo Capitalino, todavía con evidentes muestras de resistirse al mandato de la Autoridad Judicial, el ejecutivo Federal y Local cercaron con barreras y policía el perímetro de la plancha del Zócalo Capitalino, dejando un acceso en el lado Noroeste, cerca de la calle de 5 de Mayo, pero restringiendo el acceso a la mitad Oriente, la más cercana a Palacio Nacional, no sin antes haber arriado la bandera en forma vergonzante, como si FRENA no hubiera dado muestras suficientes de ser un movimiento ciudadano, pacífico, ordenado, que no ha vandalizado comercios, no ha pintado ni monumentos ni edificios, ni siquiera ha dejado basura a su paso, pero la monumental Bandera Nacional fue retirada, como demostrando su temor a que durante los actos oficiales de izamiento o arriado de nuestro Lábaro Patrio, nosotros que lo hemos tomado como lema de nuestro movimiento, pudiéramos pretender faltarle al respeto, ¡cuánto nos habría gustado tenerla ahí presente y rendirle Nuestros Honores!.

La mitad del Zócalo permanecía bloqueada, nos quitaron la Bandera Monumental, pero FRENA lleva sus propias banderas.

Y finalmente, el jueves, ante la liberación aunque parcial, del Zócalo, la llegada de camiones y más camiones procedentes de todos los puntos del país comenzó a verse a lo largo del día, como poniendo una rúbrica no solamente en cuanto al número, en cuanto a la procedencia, pero sobre todo a que contrario a lo que algunos habrían querido, que fueran unos cuantos y que a la segunda y tercera noche se fueran desanimando y mermando, ¡No señores! FRENA sigue llegando y seguirá en los días por venir, porque a FRENA ya nada lo FRENA.

Señor Andrés López:

Qué lamentable que después de casi dos años de golpear al pueblo de México en todos sus sectores y en sus diversas situaciones socioeconómicas, para no hablar de clases sociales que eso es lo que hace quien pretende dividir, qué lamentable que después de haber mentido a los mexicanos en todas sus promesas de campaña, y que hasta su última carta que era la de su honestidad personal y la de su familia, hayan caído por tierra. 

Después de habernos demostrado su incansable afán por ver destruida nuestra querida Patria, porque somos millones de mexicanos quienes sí amamos a México, después de que ha intentado una y otra vez arremeter contra las instituciones, contra las libertades, contra los derechos de los padres de familia, introduciendo o tratando de introducir a contrapelo de la mayoría del sentir nacional sus ideas importadas del fracasado chavismo bolivariano y castrista, de tratar de privilegiar la aberrante ideología de género, antinatural, anticientífica y simplemente ideológica y por lo tanto contraria a la naturaleza del ser humano, quien es fiel ejemplo de la Ley Natural, reflejo ésta de la Ley Divina y que usted pretende pisotear mediante la Ley Positiva, misma que para ser realmente legal tiene que ser primero lícita, es decir, estar en consonancia con las otras dos, puesto que como su definición académica establece: “La ley es el ordenamiento de la razón, dictado por la autoridad competente y que tiene como finalidad EL BIEN COMÚN”. 

Después de que se ha dedicado a dinamitar todos los avances que mal o bien se habían logrado en muchos años de una democracia imperfecta pero evolucionando, de destruir instituciones, de enterrar miles de millones de pesos en proyectos de infraestructura que posicionarían a México en un lugar privilegiado de competitividad, de cara a la modernidad  que tanta falta nos hace, destruir el sistema de salud y dejar en el desamparo a millones de mexicanos, de atropellar a los Poderes Judicial y Legislativo, para decepción de todo México, así como a diversas instituciones que deberían de tener asegurada su independencia respecto del ejecutivo, después de haber hecho una burla de la supuesta aplicación de la justicia al “perseguir los delitos de corrupción de los expresidentes”, haciendo de esto una sucia maniobra electoral y un teatro totalmente fuera de los principios del debido proceso, que además se detuvo curiosamente cuando quienes aparecieron como los más  actuales corruptos del sistema político han sido precisamente sus cuñadas, sus hermanos y sus hijos, curiosamente se suspenden las amenazas, porque no eran más que eso, del Circo Lozoya S.A. de C. V. para servirlo a usted.

Vamos, después de que nos había demostrado por todos los medios a su alcance que no le mueve a usted ningún interés por México, por sus valores, por su tradición ni por los mexicanos, ha llegado a cruzar una línea muy delgada pero muy importante.

Se ha metido usted a la casa de todos los mexicanos católicos y no católicos, puesto que la invasión abrupta y abusiva que ha hecho con la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, es un atentado cobarde y autoritario, que constituye un gravísimo precedente contra las libertades de conciencia de todos, porque mañana podrá ser una Mezquita, una Sinagoga, un Templo Cristiano.

En una palabra, ha dado usted el último paso que podía dar para demostrarnos que su soberbia lo hace sentirse con el poder suficiente para llevar a cabo esta arbitrariedad, es así como pretende ser un Juárez, triste masón que también traicionó a México de diversas formas, sobre todo con su anticatolicismo mal disfrazado de laicismo con sus nefastas leyes de reforma, y que para su desgracia, después de tantos años no ha logrado arrancarnos el amor y el respeto a nuestra libertad de creencias.

Pues sepa usted, por si lo ignora o pretende olvidar, que la Nación Mexicana se fundó con la participación de los pueblos mesoamericanos, con los soldados españoles, pero también con los frailes que con ellos vinieron y con muchos otros que vinieron a encontrar en estas tierras su nueva patria y nacionalidad, sobre todo a partir del momento en que Santa María de Guadalupe bendijo esta tierra maravillosa y nos dejara como regalo su sagrada imagen en el Cerro del Tepeyac, y sepa también que Ella es la misma que está escrito en la Biblia, que vendrá y aplastará la cabeza de la serpiente.

De manera señor López, que no crea que va a ser tan fácil como piensa invadir abruptamente la casa de todos los mexicanos y que nos quedaremos tan tranquilos, la historia nos recuerda que esto no ha sido posible, y nuestras convicciones nos garantizan que esta vez tampoco lo será, porque usted no supo cumplir su palabra de SERVIR A MÉXICO Y HACER CUMPLIR LAS LEYES, TODO MÉXICO SE LO DEMANDAREMOS. Somos muchos millones de mexicanos quienes preferimos denunciar ante los hombres antes que callar ante Dios, hasta sus últimas consecuencias.

Porque a tí México, mi Patria querida, “El cielo un soldado en cada hijo te dió”

Tanta sociedad como sea posible…

En las sociedades modernas, sean de corte democrático o incluso en la monarquías que todavía subsisten, ha habido una evolución hacia el reconocimiento de la necesidad de una sociedad participativa en la Cosa Pública, para asegurar que los gobiernos se conduzcan de cara a los intereses de sus gobernados, al llamado Bien Común.

Sin embargo, también se sigue presentando el fenómeno de gobiernos que tienden, en mayor o menor grado, a buscar con prioridad la satisfacción de los intereses de partido, grupo, o personales, anteponiendo estos intereses al bien general.

Estas actitudes por parte de los gobiernos y de los gobernantes más propiamente dicho, se producen en muy diversos rangos, pero en casi todos los casos tienden a incrementar los intereses ajenos al bien común, pudiendo llegar a situaciones de autoritarismo, violación en diverso grado de los marcos normativos e institucionales, intento de controlar o eliminar los contrapesos gubernamentales o de la sociedad civil, llegando en no pocas ocasiones al control totalitario y muchas veces represor, convirtiendo de facto en dictaduras a gobiernos surgidos de forma democráticas en ejercicios electorales.

En México, contrario a lo que muchos esperaban, pero en no menor medida aunque sí con mayor sorpresa, de acuerdo a lo que muchos sospechaban o temían, y digo con mayor sorpresa, porque quienes pensábamos que la máscara de López caería tarde o temprano, nos hemos sorprendido por la velocidad, el cinismo, la falta de aseo político, adicional a la total falta de cumplimiento de las promesas de campaña, la quiebra del sistema nacional de salud, la traición a las generaciones futuras al haber entregado la educación en las peores manos, la falta de visión del progreso necesario para darle viabilidad a una economía del tamaño de la nuestra, que hoy por la torpeza y corrupción desmedida del gobierno tiene a 10 millones de nuevos pobres en las cifras oficiales, destruido el sistema de microempresas, generadoras de más del 70% de los puestos de trabajo, grandes sectores de la población altamente vulnerable en condición de abandono, sean madres solteras, niños con cáncer, hospitales, personal y pacientes COVID, y a toda la población en general víctima del crimen organizado en sus cada vez más numerosas modalidades.

A tal grado ha llegado el nivel y velocidad de estos problemas, sumados a la adhesión manifiesta a los intereses extranjerizantes de la agenda del Foro de Sao Paulo, que cada día somos más y más personas y más sectores de la población que nos hacemos esta pregunta: ¿Qué hacer cuando el binomio tanta sociedad como sea posible y tanto gobierno como sea necesario ha dejado de funcionar?

Y ha dejado de funcionar por todo lo comentado líneas arriba, de tal manera que la pregunta sobre qué hacer, surge a partir de la convicción de que el gobierno no solamente ha dejado de ser necesario, sino que ha venido demostrando día con día que es nocivo, destructivo de las instituciones, de las libertades, de los patrimonios y no conforme con eso va tras las consciencias de los niños, va tras la imposición de la aberrante ideología de género, de la imposición del aborto y del ataque a la familia.

Por eso es que grandes sectores de la población ya no están pensando en la zanahoria electoral del año entrante como el remedio democrático a tantos males, hay quienes incluso ya identifican a una parte de quienes proponen esta vía con no claras intenciones, como parte de la maquinaria de propaganda al servicio del gobierno, para adormecer a quienes ven en dicho mecanismo la posible solución.

Otros grandes sectores de la población se vienen decantando por la idea de lograr el retorno al camino de la democracia por la vía no electoral sino por la Constitucional, lograr mediante la lucha NO VIOLENTA, la renuncia del presidente, antes del 30 de noviembre, para lograr el mandado Constitucional de la presidencia interina para convocar a nuevas elecciones.

Quienes así pensamos, creemos que dada la situación actual, el periodo electoral del 2021 es un plazo suicida que podría dejar a México sumido en un totalitarismo de corte chavista bolivariano condenando a las generaciones de las siguientes décadas, riesgo que no estamos dispuestos a correr y estamos, por lo tanto convocando a la Resistencia Civil mediante la ocupación del Zócalo a partir del 19 de septiembre, con la concentración nacional en el Monumento a la Revolución, para marchar de ahí a la ocupación del Zócalo, de manera indefinida hasta la renuncia de López.

Ahora es toda la sociedad NECESARIA ante este gobierno que ya es imposible.

Tweet de Raúl Salas Torres (@RaulSalasT)

Raúl Salas Torres (@RaulSalasT) twitteó: López estás acabado, tus mentiras, tus errores, tu soberbia, tu falta de resultados y sobre todo tus diversas traiciones a la Patria te han dejado fuera del cargo al que ilegítimamente llegaste porque recibiste mucho dinero negro por 15 años. #InformasYTeVas https://twitter.com/RaulSalasT/status/1300817392159928321?s=20