Una nota musical…

En medio del ambiente de tensión social, política y económica, las notas armoniosas que acompañan la inspirada poesía, se conjugan para darnos un instante de mágico placer que nos ayuda a recordar que por encima de todo somos personas, somos seres humanos que a pesar de la adversidad tenemos la capacidad de conmovernos, de abrir un rincón de nosotros mismos y pensar en los demás expresando es capacidad propia del ser humano, fruto de su autodominio, que es la capacidad de donación.

Gracias a quien compartió el vídeo que pongo a continuación, gracias a las mujeres que lo cantan y a la que lo escribió, y gracias a tí que lo ves por este medio.