El destino de México está en las manos de los 13 legisladores de oposición de la Comisión Permanente.

Así es compatriotas, observen el video del enlace que aparece a continuación y vean la enorme responsabilidad que en este momento de la Historia y del futuro de México, se concentra en las manos de los 13 legisladores de oposición en la Comisión Permanente, SI NINGUNO DE ELLOS OTORGA SU VOTO AL ROBO QUE NOS QUIERE HACER LÓPEZ AL SOLICITAR AUTORIZACIÓN AL PODER LEGISLATIVO para manejar discrecionalmente el presupuesto de egresos, habrán logrado detener este acto desesperado del títere del Foro de Sao Paulo, cuya agenda comunista, totalitaria y bolivariana, pretenden hacer de México uno más de los satélites de tiranía, miseria y muerte como la que han sembrado en Venezuela, Bolivia, Brasil, Cuba, por citar algunos.

Levantemos nuestras voces SomosMexico y queremos un México libre, NO QUEREMOS COMUNISMO, POBRESA Y OPRESIÓN, no queremos un DICTADOR de corte Chavista porque ya sabemos lo que eso significa,

Observa el video para entender la gravedad de la situación.

https://twitter.com/i/status/1255635629116776448

¡Viva México Libre!

¡Esta es la tierra de Santa María de Guadalupe y de Cristo Rey!

¡Crece la esperanza de México!

Sólos somos una gota, juntos somos un tsunami”

Tenemos que mantener el esfuerzo, convocar a más ciudadanos decididos a hacer algo efectivo por México.

Son millones de compatriotas que están decepcionados, que no saben que hacer, que observan con tristeza como se va perdiendo su patrimonio, su libertad, sus opciones de futuro, el futuro de su familia y de sus ahorros, su pequeña empresa, y no ven un gobierno que con visión de estado les ofrezca algo sensato, tangible y positivo.

Ya basta de dividirnos, ya basta de seguir mirando hacia el pasado cuando tenemos al frente el descalabro nacional sin que nadie en el gobierno mueva un dedo. ¡Dónde están los diputados y senadores, no importa que sean del partido en el poder, su compromiso es con México no con López, no lo olviden!.

Esos millones de mexicanos sólo necesitan que les digamos, ven éste es el camino, porque están ansiosos de contar con un vehículo como el Frente Nacional, el FRENAAA, para hacer posible que se vaya AMLO del Palacio Nacional y del gobierno ¡Ya!

México nos necesita hoy, nosotros somos México, es la tierra de nuestros padres y de nuestros abuelos, pero depende de nosotros que siga siendo la tierra de nuestros hijos y de nuestros nietos. ¡No le fallemos a México!

¡Hagamos memoria y exijamos congruencia!

El Presidente, según sus propias palabras cuando estaba en campaña, expuso sus motivos para retirar del cargo a Peña Nieto, ahora él, con resultados mucho peores, no tiene excusa para irse del cargo por incompetente y porque así como a él, somos millones de mexicanos que estamos sintiendo pena ajena pero en carne propia, pena por ver a nuestro querido México postrado ante la ineptitud del títere del totalitarismo comunista, por ver la pandemia de nuestros compatriotas combatida con puro corazón del personal médico y de la sociedad, por un gobierno enano, desaparecido y pusilánime que se inclina rastrera mente ante el tirano y traidor, por un futuro que parece irse como agua entre los dedos y que queremos ver realizado para nosotros mismos y para nuestros hijos y nietos.

López, estás reprobado según tu propia medida, ahora sólo te exigimos que tengas dignidad y te vayas antes del 30 de noviembre.

México, ¡Libertad!

México tierra querida, lugar donde Santa María de Guadalupe nos dejó su retrato no hecho por mano humana y donde reconocemos a Cristo como nuestro Rey, hoy me sumo a este canto de libertad que el maestro Verdi escribió en conmemoración de la opresión del pueblo Judío por Babilonia, y reclamo también para mi México el derecho de crecer y desarrollarse como Nación Libre, y no bajo el yugo de la ideología totalitaria y comunista del Foro de Sao Paulo.

Espero que pronto el confinamiento al que nos vemos obligados por una epidemia llegue a su fin y podamos reunirnos y darnos abrazos de hermanos en la plaza pública, rezar en nuestros templos como hijos de Dios y mirar nuestro destino sin sombras de sometimientos ideológicos.